Martes
17.10.2017
    
Sin Mordaza
12-10-2017 | Judiciales | GUALEGUAYCHú

Citan a médicos de la clínica en la que falleció la bibliotecaria

Se internó el 29 de agosto y falleció el 3 de octubre sin que hubiera un diagnóstico certero. La Justicia interviene y ya ordenó exhumar el cuerpo.

La fiscal Martina Cedrés, de la Unidad Fiscal de Gualeguaychú, comenzó a recibir ayer las primeras testimoniales de los dos médicos y los tres enfermeros citados a declarar en el marco de la causa que investiga la extraña muerte de la bibliotecaria Liliana Leonhardt, ocurrido el martes 3 del actual en el sanatorio San Lucas.


La frondosa historia clínica de Liliana Leonhardt -que cuenta con 280 fojas- fue remitida con el cuerpo de la mujer a la morgue judicial de Oro Verde, donde este viernes, a las 9, se realizará la autopsia a cargo del médico forense Luis Moya. El cuerpo de Leonhardt fue exhumado el sábado 7 por orden de la fiscal Cedres, que abrió una investigación.


AVERIGUACIÓN


"En principio, se investiga la causa del fallecimiento de Liliana porque la familia nos manifiesta no haber tenido ni siquiera un diagnóstico de las causas que produjeron estas circunstancias, luego se verá el accionar de la obra social y de quienes hayan tenido algún tipo de participación en este desenlace", dijo ayer la fiscal Cedrés al sitio Reporte 2820, de Gualeguaychú.


Liliana Leonhardt falleció el martes 3 de octubre sin que exista un diagnóstico certero que explique el proceso de deterioro de su cuerpo a lo largo de un mes de internación. Cuenta la familia que los médicos del sanatorio San Lucas, donde estuvo internada desde finales de agosto hasta su deceso, les decían hacia el final que tendrían que comenzar a despedirse.


"Estuvimos todo el tiempo tratando las consecuencias y no las causas que dieron lugar al cuadro clínico de la paciente", contó su hermana, Lorena.
"Liliana fue infiltrada el pasado 29 de agosto. El segundo ingreso al sanatorio ocurrió esa misma noche, cuando tuvo 22 de presión, según los médicos, por el dolor agudo. Le dieron el alta con una bolsa de medicamentos, entre ellos codeína, fosfato, pregabalina, diclofenac, entre otros. Se fue a su casa, pero inmediatamente después la vuelven a internar en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con un terrible dolor de columna que luego se comprobó, a partir de una resonancia, que se debía a una hernia de disco L4-L5: un diagnóstico totalmente distinto al del inicio", contó su hermana, Lorena Leonhart.


"Entonces se planeó hacer un bloqueo tres días después. Liliana pasó a sala común. En ese momento se rompe el tomógrafo de San Lucas y queda postergado el estudio. Liliana comienza el cuadro de diarrea sangrante, para después volver a Terapia por deterioro neurológico severo -compromiso encefálico y fallo renal según indica la propia historia clínica- mientras, continúa con una diarrea con gran presencia de sangre. El proceso de deterioro que cuento a partir de su segunda internación, comenzó el 2 de septiembre; tres días después de la infiltración. Y así, luego de muchas idas y vueltas con la obra social de mi hermana, se presentó el 21 de septiembre la cautelar ante el Juzgado de Familia, Civil y Penal de menores de Gualeguaychú, de Héctor Vassallo", contó Lorena.
Pero la cautelar fue rechazada por la Justicia.


RECLAMO JUDICIAL


En diálogo con EL DIARIO, Lorena Leonhardt dice que la investigación judicial para determinar la causa de la muerte de su hermana se abrió a instancias de la fiscal Cedrés.


"La fiscal me citó a la fiscalía a partir de que yo empecé a contar el caso en los medios. Me recepcionó una denuncia. Según ella, a los fines es lo mismo que actuar de oficio. Pero ella me citó. Yo no asistí a fiscalía por voluntad propia, sino que la Justicia me citó que radicara una denuncia", señaló.


--¿El próximo paso en esa investigación es la autopsia?
--Sí. La autopsia se hace este viernes. Eso es lo que me confirmó la fiscal este martes de mañana.


--¿Con la familia se comunicó alguien del sanatorio para explicar lo que pasó?
--Recibí dos mensajes en el Facebook. Uno del infectólogo y otro del jefe de terapia. Pero hasta ese momento no me había llamado nadie para darme una explicación.
Igual, a mí nunca se me negó en San Lucas: hasta último momento no hubo diagnóstico certero de enfermedad. Incluso en el último mensaje de whatsapp que yo presenté a la Justicia, se me dice que no tenían diagnóstico.


--¿Por qué la familia presentó una cautelar, que finalmente la Justicia rechaza?
--Nunca me dieron respuesta. En una primera instancia tuvimos muchos problemas con la obra social Ostrac (Obra Social de Trabajadores de las Comunicaciones). Ostrac nos negó la derivación a centros de mayor complejidad que sugería el jefe de terapia intensiva.
Él hizo una sugerencia de tres sanatorios, de Buenos Aires. Tengo las órdenes de derivación presentadas ante la Justicia. Se pidió Hospital Italiano de Buenos Aires, el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento y el Sanatorio de la Trinidad, o similares. Y la obra social solamente ofrecía la clínica La Merced, que tenía lo mismo que San Lucas.


No ofrecía mayor complejidad, ni un tratamiento mejor para Liliana para llegar a un diagnóstico, que era lo que nos faltaba.
Ante esta falta de respuesta de la obra social, y el impedimento de trasladarla a un hospital público, porque tenía obra social y no se podía, y en un acto desesperado por la gravedad, se presenta una cautelar.


¿Por qué una cautelar y no un recurso de amparo? Con la obra social correspondía amparo ante la Justicia Federal de Concepción del Uruguay, y eso demoraba muchos días. Y por eso buscamos un medio más expeditivo con el abogado y entonces presentamos la cautelar.
Ofrecimos una nota del director médico del Hospital Centenario, ofreciendo una ambulancia de alta complejidad para el traslado, preparada con médicos y enfermeros.
Y elaboramos una carpeta, que nos llevó cinco horas, con un detalle minucioso de todo lo que consideramos grave en el cuadro médico. Pero fue rechazada la cautelar.
Lo que yo planteo públicamente es si el juez (Héctor Domingo Vasallo, titular del Juzgado de Familia y Penal de Niños y Adolescentes de Gualeguaychú) vio el escrito que presentamos, si leyó todo lo que presentamos.


--¿Nunca los recibió el juez Vasallo?
--A través de la fiscal solicité que me reciba el juez. Pero no se ha comunicado; no he tenido respuesta. Yo quiero una respuesta del juez.


--Ahora confían en la investigación que lleva adelante la fiscal.
--Exacto. Queremos conocer cuál fue la causa de la muerte, cuál es la responsabilidad que tiene el sanatorio en todo esto, que se controle la bioseguridad del sanatorio, porque nosotros también denunciamos que hay cuestiones sanitarias que no están cuidadas, hay mucha suciedad. Nos parece que hubo falencias.
Antecedentes del San Lucas


Lorena Leonhartd, hermana de la bibliotecaria fallecida, resaltó que el sanatorio San Lucas ya ha tenido antecedentes de denuncias de mala praxis.
"Tiene muchas denuncias. Nosotros armamos una página de Facebook en el que contamos el caso de mi hermana Liliana. A través de mensajes privados, recabamos un montón de casos, de San Lucas y de los demás nosocomios. Son casos tremendos. Queremos tener un poco más de información para saber cómo manejarnos. No hemos llegado a una instancia de hacer un juicio aún. Confiamos en la fiscal", señaló.


 

Fuente: SM / ElDiario
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.