Viernes
15.12.2017
    
Sin Mordaza
07-12-2017 | Básquet | INFORME

Liga Nacional: varios paranaenses tienen grandes desafíos

Seis jugadores y un técnico forman parte de la lista de paranaenses que son protagonistas de una nueva temporada en la elite del baloncesto argentino.

Las aspiraciones de Juan Cantero, Luciano González, Lucas Goldenberg, Erik Thomas, Matías Solanas y Agustín Facello. El DT Facundo Müller sueña con Instituto. Tras los descensos de Sionista y Echagüe de Paraná, Estudiantes de Concordia es el único representante en el torneo.


Una nueva temporada de la Liga Nacional de Básquetbol ya está en marcha. Se trata de la máxima divisional del baloncesto argentino, competencia que arrancó días atrás con modificaciones importantes respecto a sus anteriores versiones. Justamente, esta edición llega con cambios y los mismos también se relacionan con el básquet entrerriano.


En este contexto, bien vale señalar que después de 11 temporadas seguidas, la ciudad de Paraná se quedó sin representantes en la elite. Tras 10 años seguidos de participación del Centro Juventud Sionista y una reciente intervención de Echagüe, la capital provincial no tendrá ningún representativo en este campeonato. Fueron dos descensos seguidos, con Sionista en la 2015/16 y Echagüe en la 2016/17.


Al margen de estas desilusiones, Entre Ríos seguirá siendo parte del torneo más importante del básquet argentino.


Estudiantes de Concordia es el equipo que representa a la provincia, además de un grupo de jugadores y un entrenador que, repartidos en diferentes conjuntos, sostendrán el interés de los provincianos por esta competencia.


Por lo pronto, Juan Pablo Cantero, Luciano González, Lucas Goldenberg, Erik Thomas, Matías Solanas, Agustín Facello y el DT Facundo Müller son los paranaenses que participan de esta competencia.
Ya arrancó la acción de la Liga Nacional y cada uno de ellos empezó el campeonato con diferentes objetivos, con distintas aspiraciones y grandes deseos.

RIVALES EN CÓRDOBA

Juan Pablo Cantero y Luciano "Chuzito" González serán clásicos adversarios en este nuevo recorrido. El base volvió a Atenas de Córdoba y el escolta fue fichado por Instituto de la misma ciudad. Sin ser parte de planteles catalogados favoritos, Cantero y González sueñan con pelear bien arriba y ser protagonistas.


JP ya es un conductor de experiencia y oficio en la categoría, y fue contratado para reemplazar nada más y nada menos que a Bruno Lábaque, el ídolo del elenco cordobés que decidió retirarse de la actividad.


Cantero, de 35 años (10 de septiembre de 1982), ya tuvo su paso por Atenas, donde estuvo muy cerca de ganar su primer título en la Liga Nacional. Fue en la campaña 2009/10, terminando subcampeón tras caer en la final con Peñarol de Mar del Plata.


"La verdad que siento una felicidad muy grande por poder volver. Hace rato esperaba esta oportunidad y ahora siento las mejores sensaciones", dijo apenas se concretó su llegada al Verde. "Hay mucha expectativa. Esto parte de un gran objetivo que tenemos en la temporada que es volver a meter a Atenas en los primeros planos", agregó el base, quien en la edición pasada tuvo un positivo torneo con San Martín de Corrientes.


Para Cantero, ésta será su 11º participación en la elite. Lo hace tras marcar registros con Sionista, Libertad de Sunchales, Lanús, Quimsa de Santiago del Estero, San Martín y otra vez en Atenas.


Ya en la recta final de su carrera, ¿podrá Cantero salir campeón y terminar con su materia pendiente en su rica trayectoria?.


Luciano González también tiene grandes desafíos. La edición pasada integró un plantel con calidad como para pelear bien arriba, pero la frustración fue grande. Ahora en Instituto, el "Chuzito" quiere disfrutar de una campaña fructífera.


De 27 años de edad (1 de enero de 1990), González está en un momento importante. Es un jugador joven pero con experiencia.


A decir verdad, tras su paso por Quimsa, ahora el escolta buscará tener un rendimiento regular que le permita ser un hombre importante en un elenco sin grandes figuras, pero con muy buenos jugadores.


Para Luciano, Instituto será su sexto equipo en la primera categoría, luego de sus pasos por Obras, Sionista, La Unión de Formosa, Atenas de Córdoba y Quimsa de Santiago del Estero.
En sí, hay un entusiasmo grande con este plantel de Instituto, que recientemente llegó a la final del Súper 20, el torneo preparatorio para la Liga Nacional.


UN NOVATO

Regatas de Corrientes hizo una apuesta grande y fichó a Erik Thomas, un jugador que cuenta con una historia muy particular. Si bien gran parte de su vida la desarrolló en los Estados Unidos, Thomas nació en Paraná, el 16 de enero de 1995. Fue cuando su papá, James Thomas, reforzó el plantel del Echagüe que participó del TNA temporada 1994/95, uno de sus tantos elencos que jugó en Argentina.


Hoy, a los 22 años, Thomas dejó los Estados Unidos, viajó a nuestro país y por primera vez juega en la Liga Nacional.


Será una temporada de adaptación y aprendizaje para un joven jugador con interesante proyección.

POR LA CONSOLIDACIÓN


Lucas Goldenberg sabe que tiene otra interesante oportunidad para pisar fuerte en la categoría. Ese es, justamente, el objetivo de este paranaense, quien entiende a la perfección su trabajo de obrero para buscar trascender.


Goldenberg lo hace como integrante de Salta Básket, el flamante conjunto salteño que le adquirió plaza a Libertad de Sunchales (bajó de categoría).


Desde ya que habrá que estar atentos a su temporada teniendo en cuenta que el alero jugará por primera vez como ficha mayor.


De 1,90 metros y 23 años (nació el 22 de mayo de 1994 en Paraná), Goldenberg dejó de ser un juvenil para pasar a tener mayores responsabilidades. Salta Básket, el equipo que dirige el ex Echagüe Ricardo De Cecco, parece un buen lugar como para dar el salto de calidad.


Goldeneberg viene de jugar la última edición en Libertad de Sunchales, después de hacerlo por algunos años en Sionista. Dejar su zona de confort para transformarse de lleno en un jugador profesional fue un desafío lindo. Al mismo lo superó con creces. En el elenco santafesino logró interesantes estadísticas, con 4.2 puntos de promedio, 2.9 rebotes, 0.8 asistencias y 4.8 de valoración.


Su aporte en la temporada pasada fue importante, en especial porque tuvo que cumplir el rol que dejó el lesionado Sebastián Vega.


"Estar en Salta Básket es una oportunidad inmejorable para seguir desarrollándome en la Liga, y ahora como ficha mayor", explicó al respecto.


Quien también buscará sumar algunos minutos en cancha será Matías Solanas, el juvenil paranaense que fue contratado por San Martín de Corrientes. "Matute" integra uno de los planteles con mayor jerarquía del torneo. Estar en cancha no será sencillo, aunque para él, de tan solo 18 años, todo será un aprendizaje. "Voy a entrenar al máximo y aprovechar cada oportunidad que tenga" dijo Solanas.


Otro de los pibes que busca sumar roce es Agustín Facello. El chico surgido de Olimpia fue reclutado por Boca. Juega de base en las inferiores y comparte entrenamientos con el equipo de Liga Nacional. Si bien aún tiene poco lugar para sumar minutos de acción, es una de las grandes promesas del elenco Xeneize.


 

Fuente: SM - Paranadeportes
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.