Lunes
21.05.2018
    
Sin Mordaza
10-02-2018 | Gualeguaychú | PROYECTO

Quieren construir el primer edificio sustentable y ecológico

Está pensado para que su edificación sea amigable con el medioambiente y sus funciones reduzcan la emisión de dióxido de carbono mediante la reducción del uso de energía. Sin embargo, el proyecto está trabado en Planeamiento Municipal por una ordenanza que impediría que su construcción sea viable.  

Desde que la lucha contra las papeleras, poco a poco se fue instalando en Gualeguaychú una conciencia ecológica y la palabra medioambiente comenzó a ser más familiar y cotidiana. Y entonces, cuando muchos creían que la contaminación era algo siempre generado por el otro y ajeno a nuestro día a día, paulatinamente fuimos dándonos cuenta que ese supuesto tenía más de mito que de realidad.


Acciones tan usuales, tradicionales y legendarias dejaron de ser tan inocuas como creíamos, y la construcción no quedó exenta de esta verdad. "Todo lo que el ser humano hace, produce indefectiblemente algún tipo de contaminación, y los edificios no son la excepción", afirmó la arquitecta María Marta Chichizola, integrante del equipo AIC Group, los encargados de idear y planear el que podría ser el primer edificio sustentable y ecológico en Gualeguaychú.


"Lo que buscamos nosotros es que este edificio sea lo más amigable posible con el medioambiente, pero no sólo en su función sino también desde su inicio, desde su concepción", amplió por su parte Martín Hornus, integrante también del equipo a cargo de esta idea.


El proyecto "GAIA" se trata de un edificio de pequeña escala destinado a viviendas familiares cuya diferencia con los inmuebles tradicionales radica en el proceso constructivo y la materialización del mismo. En otras palabras, está pensado para ser construido de una manera amigable con el medioambiente y que una vez terminado tenga una serie de funciones que permita disminuir el dióxido de carbono (CO2) producido por el uso de gas y energía eléctrica en las acciones diarias.


"Empleamos la mitad de la energía mundial en calentar, refrigerar, iluminar, ventilar y hacer funcionar los edificios. Gran parte de esa energía proviene de los combustibles fósiles, de modo que son responsables del 40% de todas las emisiones de CO2, contribuyendo así en gran parte al calentamiento global y al cambio climático", explicaron a modo de introducción para abordar uno de los principales atributos del proyecto, como lo es el aspecto envolvente del mismo.


Un envolvente de alto grado de eficiencia permite reducir el consumo energético, conservando el calor en invierno y manteniendo fresco los ambientes durante el verano. Paredes dobles con aislación de polietileno expandido, carpintería de vidrio doble con cámara de aire, protección de las aberturas con balcones para el asoleamiento de verano, elección de colores refractantes para el exterior e interior, el uso de luces LED, la grifería con aireadores, los inodoros de bajo consumo de agua y la calefacción a gas pero por circulación de agua caliente son algunos de los recursos que el primer edificio sustentable de la ciudad contaría en su estructura.


Pero además, el proyecto también contempla de una terraza verde: en el último pido, en vez de tener un techo tradicional tendría una losa, y sobre ella se proyectan plantas, decks de madera y/o piedras blancas con el objetivo de que reducir la pérdida de energía del edificio y absorber las emisiones de CO2.


Si bien el edificio contará con suministro de gas y electricidad, también tendrá sistemas alternativos para el ahorro energético mediante el uso de paneles solares fotovoltaicos y termotanques solares.


"Con los paneles, aspiramos a producir corriente eléctrica y con eso dar luz a los lugares comunes del edificio o a activar bombas, todo sin utilizar la energía eléctrica de la red. Y con los calefones solares calentaríamos el agua, lo que reduciría el consumo de gas", informó Hornus durante la entrevista que dieron al ciclo radial ElDía desde Cero.


"No se podría eliminar completamente el uso del gas, y tampoco sería conveniente porque necesitaríamos una superficie muy grande de paneles para compensar eso. Pero sí es verdad que se alivia muchísimo porque el consumo sería mínimo: el agua llegaría a la caldera precalentada, por lo cual en invierno se reduciría mucho el dióxido de carbono", se explayó Chichizola sobre este tema.


Sin embargo, esta última innovación es la mayor traba para que sea todo una realidad: en Gualeguaychú, el límite de superficie habitable es de 15 metros de alto, y después, hacia arriba, se pueden tener todos los servicios. Los creadores del proyecto consideran que los paneles solares corresponden a la parte de servicio, pero desde la Municipalidad consideran a los mismos como un espacio habitable que quedaría por encima del límite. Como solución, propusieron que el inmueble tenga un piso menos, pero esto significaría que ya no sería viable porque los departamentos serían demasiado caros y accesibles solamente para muy pocos.


"Actualmente, todo está trabado en el Área de Planeamiento municipal. Nos han dicho que toda la cuestión va a pasar directamente al Honorable Concejo Deliberante, que es lo que nosotros pretendemos. Hoy en día estamos trabajando con ordenanzas que no se han ido actualizando, y en el presente no hay ninguna sobre sustentabilidad en las edificaciones. El hecho de que los concejales voten al respecto permitirá adaptar las ordenanzas a la época que vivimos", concluyó Hornus con la esperanza de que todo se pueda destrabar en breve y comenzar hacer realidad el primer edificio sustentable de Gualeguaychú.


 

Fuente: SM / ElDia
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.