Lunes
17.12.2018
    
Sin Mordaza
16-02-2018 | Entre Ríos Productiva | PREOCUPACIóN

La sequía no cede y los rindes del 76% de la soja se derrumbarán

El 64% de los cultivos se encuentra en condición regular y el 12% en condición mala. Esto significa que las perspectivas de rendimientos se ubican por debajo de lo normal. La renta de los productores puede quedar comprometida.

La sequía golpea duro a los cultivos de verano en Entre Ríos y la preocupación de los productores crece tanto como tardan las lluvias en llegar. Después de una cosecha de trigo que dejó números en rojo -especialmente para quienes alquilan la tierra, pero también para no pocos propietarios-, los productores apostaron a la soja para equilibrar la ecuación económica del ciclo agrícola 2017/18 y, de ser posible, tener alguna renta que compense la inversión.


Entre diciembre y enero, sin embargo, las lluvias fueron menores a las habituales y la sequía comenzó a generalizarse en prácticamente toda la geografía provincial. Febrero acentuó el pulso seco dado que las pocas precipitaciones registradas fueron absolutamente insuficientes para revertir la situación que comienza a tornarse dramática.


Ante este escenario, que difícilmente se modifique en los próximos días, los productores temen un recorte de rendimientos de la soja mayor que los estimados al iniciarse el pulso seco.


La caída de los rendimientos ya es algo que nadie discute, ni los productores ni los técnicos. Sólo falta ponerle un número a esa merma, algo que todavía nadie se anima a estimar en voz alta. , sobre todo porque la soja de primera se encuentra dentro de su período crítico, que se extiende desde R3 (inicio de formación de vainas) a R5 (inicio de llenado de granos) y dentro un escenario climático muy preocupante que puede empeorar. La soja de segunda abarca desde estados vegetativos hasta R3, y al igual que la soja de primera la situación es grave.


Soja de primera. El último reporte sobre el estado de los cultivos dado a conocer por el Sistema de Información Agrícola de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber) profundiza aquella preocupación: el 76% de los cultivos de soja de primera se encuentra entre una condición regular (64%), con perspectivas de rendimientos por debajo de lo normal, y mala (12%), con perspectivas de rendimientos muy por debajo de lo normal.


La peor condición, precisa el Siber en su informe, se presenta en el sector este de la provincia donde el 29 % del área cuenta con una condición calificada como mala. "Se detecta el aborto de flores y vainas, el secado de las hojas basales hasta la muerte de plantas por zonas e incluso llegando a abarcar la totalidad del lote", describe el reporte.


Dos meses duros. La campaña de granos gruesos 2017/18 en Entre Ríos se desarrolla bajo un escenario climático muy adverso, donde se destacan dos factores clave: escasas precipitaciones y altas temperaturas. El Siber, en su informe semanal, señala que "entre diciembre y enero la precipitación promedio acumulada para Entre Ríos se sitúa en alrededor de 240 mm, pero entre diciembre de 2017 y enero de 2018 el valor acumulado promedio se situó en 125 mm. Por lo tanto, en términos globales, los cultivos estivales recibieron tan sólo el 52 % del monto normal o histórico".


En amplias zonas de la provincia el faltante de precipitaciones osciló entre 150 y 200 mm, por ejemplo en el extremo norte del territorio.
El comportamiento de las temperaturas máximas es el otro factor que caracteriza al presente verano.


La temperatura máxima promedio para Entre Ríos entre diciembre y enero se ubica en 31ºC, según datos del Servicio Meteorológico Nacional.
Sobre la base de la información suministrada por la red de centrales meteorológicas automáticas perteneciente a la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, los técnicos del Siber determinaron que el valor promedio de las máximas entre el 1 de diciembre de 2017 y el 31 de enero de 2018 fue de 33,1ºC. Lo cual no es un dato menor, ya que representó un aumento de 2,1ºC.
Las reservas
El 74 % de la superficie donde se desarrolla la agricultura en Entre Ríos tuvo un escenario de reservas hídricas que se mantuvieron entre una situación de sequía a reservas escasas. Este escenario, remarcó el Sistema de Información Agrícola de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber), abarcó casi la totalidad del territorio a excepción del extremo sureste donde promediaron las reservas de escasas a regulares con áreas puntuales donde se ubicaron de regulares a adecuadas.


 

Fuente: SM / ElDiario
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.