Domingo
23.09.2018
    
Sin Mordaza
09-04-2018 | Judiciales | NUEVA MEDIDA

Bagnato deberá reencontrarse con el asesino de su familia

El único de los integrantes de la familia que pudo salir con vida de la casa en llamas en febrero de 1994 deberá declarar frente al múltiple homicida en una audiencia donde se definirá si lo liberan y envían a España, su país de origen.

Matías Bagnato, el único sobreviviente de la Masacre de Flores, deberá enfrentarse este jueves cara a cara con el asesino de su familia en una audiencia ante la Sala I de la Cámara de Casación donde deberá declarar para evitar que lo liberen.


Fructuoso Álvarez González, socio y pariente lejano del padre de Matías tenía amenazada a toda la familia Bagnato. En febrero de 1994 incendió la casa donde vivían y asesinó a José Bagnato, su esposa Alicia, sus hijos Alejandro y Fernando y a Nicolás Borda, un vecino que se había quedado a dormir. Matías, que por entonces tenía 16 años, fue el único que pudo escapar del fuego por la ventana de su habitación.


Álvarez González fue condenado en 1995 a cadena perpetua y en 2004 se benefició de un acuerdo de intercambio de presos y fue extraditado a España (su país de origen) donde, por un error judicial, terminó libre y amenazó a Matías y su abuela. Desde 2011 volvió a ser apresado y todos los años intenta alguna maniobra para lograr su liberación.


"Tengo sensaciones encontradas", dijo Bagnato en diálogo con Luis Novaresio en Radio La Red, respecto de la audiencia en la que se definirá si el múltiple homicida podrá beneficiarse de la ley de extrañamiento, que permite a un condenado volver a su país una vez cumplida la mitad de la condena. "Es increíble, todos los años lo mismo, todos los años tengo que estar pendiente de ver qué hace la Justicia con este monstruo".


Sin embargo, Matías distingue por un lado que, gracias a la ley de protección de las víctimas sancionada en agosto del año pasado, él puede estar presente en ese proceso. "Va a ser la primera vez que una víctima va a hablar en la Justicia ordinaria en Casación", indicó. "Éramos invisibles en esta instancia. Después de la sanción de la ley la Cámara de Casación el jueves me va a escuchar. Me va a dar la posibilidad de poder hablarle a los jueces". Y agregó: "Por eso tengo esas sensaciones encontradas. Por ese lado tengo la sensación de satisfacción, de decir 'algo pudimos modificar' y por otro lado el desastre de tener que ver otra vez a este monstruo, otra vez estar pendiente si la Justicia le entrega este beneficio".


El jueves cerca de las 12 del mediodía Matías deberá entonces enfrentarse a quien mató a toda su familia, a pesar de haber pedido expresamente que no se cruzaran. "Uno de los pedidos que hice en Cámara de Casación fue justamente evitar ese momento", señaló. "Me dijeron que él tiene derecho a escuchar toda la audiencia por eso es que no lo pueden retirar en algún momento de la sala. Y como nunca trataron con víctimas no tienen la estructura ni están preparados para poder evitar ese momento. Yo se los pedí explícitamente".


En la audiencia -que debía ser originalmente el 22 de febrero- los jueces Luis Miño, Gustavo Bruzzone y quien reemplace a la jueza María Laura Garrigós de Rébori que renunció, escuchará primero a las partes antes de tomar una decisión que Bagnato no podrá apelar. "Necesitamos vivir en un país justo, con condenas acorde a los delitos, que no se confundan más las victimarios y las víctimas", concluyó Matías


 


 

Fuente: SM / Infobae
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.