Jueves
21.06.2018
    
Sin Mordaza
06-06-2018 | Fútbol | RUMBO AL MUNDIAL

La trama detrás del amistoso que no fue entre Argentina - Israel

El encuentro programado para este sábado se descartó tras las amenazas a Lionel Messi y al plantel. Qué opciones se manejan para reemplazarlo.

El amistoso que la Selección argentina iba a disputar el sábado en Jerusalén ante la Selección de Israel quedó suspendido esta tarde, luego de la escalada de violencia, amenazas y críticas gubernamentales que recibieron Lionel Messi y la delegación nacional en Barcelona, que ahora busca un rival contrarreloj antes del debut en el Mundial de Rusia 2018.


La cancelación del encuentro -que todavía no fue oficializada- en el Teddy Stadium fue el corolario de una jornada repleta de rumores, que se inició con la protesta de ciudadanos pro-palestinos en los alrededores de la Ciudad Deportiva del Barcelona, donde el equipo se prepara antes de emprender su viaje a la Copa del Mundo.


Banderas y camisetas albicelestes ensangrentadas (muchas de ellas con el número 10 y el nombre de Messi) fueron las pruebas que el grupo y el cuerpo técnico necesitaban para terminar de presionar a la dirigencia de no viajar, algo que nunca fue de su entero agrado.


Si bien no existió una comunicación oficial por parte de AFA de la suspensión y los motivos, las charlas a nivel gubernamental para mantener el encuentro existieron, porque este amistoso había sido promovido incluso por el presidente Mauricio Macri, en virtud de sus relaciones económicas crecientes con Israel.


Hasta el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, llamó este martes al líder del Ejecutivo para pedirle que interceda ante la AFA y evite la cancelación del juego, para el que se agotaron las 35 mil entradas en diez minutos.


Según la Agencia Judía de Noticias, Netanyahu tomó la decisión de contactar a Macri ante los fuertes rumores que comenzaron a acrecentarse a lo largo del día. Pero el Gobierno subrayó que "no participa ni tiene injerencia alguna en la organización" del suspendido partido.


"La AFA es una asociación civil sin vinculación con el Estado argentino y el Gobierno no participa en la organización del evento, ni en un ninguna otra actividad en que esta participe, en conformidad con los estatutos de la FIFA", señalaron fuentes oficiales.


Desde la AFA confirmaron que la suspensión se decidió luego de evaluar las opciones de seguridad que iban a acompañar a la Selección en su llegada a Jerusalén, donde Messi iba a visitar el Muro de los Lamentos el viernes.


De todas maneras, la negativa no se trató de una decisión fácil, porque el cachet de al menos tres millones de dólares por la presencia de la Selección ya fue pagado, y el compromiso era parte importante de los festejos por el 70 aniversario de la creación del Estado de Israel.


El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, le agregó un condimento negativo a la visita. Anunció una campaña contra la federación argentina, apuntando personalmente a Messi, que cuenta con decenas de millones de seguidores en los países árabes y musulmanes. "Pedimos a todos que quemen las camisetas con su nombre y los carteles donde salga", lanzó.


El Teddy Stadium -donde se iba a jugar el partido- está enclavado en una zona llamada Al Malha, parte de Jerusalén que está bajo control israelí desde 1948. Desde allí hasta la frontera con Gaza -epicentro del recrudecimiento del conflicto- hay menos de 70 kilómetros, y en los últimos meses hubo una escalada fuerte de violencia con decenas de muertos.


El lunes, el embajador del Estado de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, insistió en el rechazo a la disputa del amistoso y comparó: "Es como si nosotros celebráramos la ocupación de las Malvinas. Esto sería una aberración, una falta de respecto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino". "Nuestra esperanza es que el pueblo argentino y los integrantes de la Selección tengan conciencia del crimen del cual están siendo partícipes si juegan este partido en Jerusalén", afirmó.


¿Y ahora?
De este modo, el cuerpo técnico analiza la posibilidad de organizar un nuevo partido ante otro rival, pero la dificultad radica en que el resto de los seleccionados ya conformaron su agenda.


Como Jorge Sampaoli quiere que el encuentro se dispute no más allá del sábado, las posibilidades se reducen a enfrentar a un combinado de Cataluña en Barcelona, un seleccionado de menor jerarquía (Gibraltar, Malta o San Marino) o limitarse a un duelo ante los juveniles sparrings.


El conflicto por Jerusalén
Los dirigentes palestinos reivindican Jerusalén Este, ocupada desde 1967 y anexionada por Israel, como la capital del Estado al que aspiran. La comunidad internacional nunca reconoció a Jerusalén como capital de Israel y considera Jerusalén Este como un territorio ocupado. Israel por su parte proclama todo Jerusalén, Oeste y Este, como su capital "eterna e indivisible".


 

Fuente: Sin Mordaza
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.