Martes
20.11.2018
    
Sin Mordaza
06-07-2018 | Otros departamentos | FEDERACIÓN

Intimaron a una empresa a cumplir con una sentencia

José María Delembert ganó una dura pulseada contra la empresa Fedetour SRL y, en consecuencia, contra la Municipalidad de Federación.

Hace tiempo que el hombre mantiene un litigio judicial porque la empresa levantó un hotel al lado de su propiedad, en pleno casco urbano, incumpliendo las normas de la comuna. Eso acarreó innumerables problemas en su vivienda.


La puja obtuvo una primera decisión judicial en 2015, que le otorgó la razón al demandante pero a la vez lo intimó a buscar una empresa constructora para que haga los trabajos edilicios correspondientes. Por eso el denunciante continuó con la disputa y finalmente consiguió que se le exija a la empresa realizar las reformas correspondientes. 


Finalmente, Fedetour deberá cumplir con la sentencia en su contra. Para eso, el vecino de Federación José María Delembert, tuvo que emprender dos peleas judiciales: la primera para conseguir que la Justicia le indique a la empresa que estaba incumpliendo con las normas municipales; y la segunda para que la Justicia le diga a los empresarios que cumplan con las normas municipales. 


Así ocurrió el 26 de junio último, cuando la Cámara de Apelaciones de Concordia resolvió a favor del vecino en el proceso “Delembert, José María c/Fedetour SRL s/Ejecución de sentencia”. “Encontrándose vencido con creces el plazo oportunamente conferido a los fines de cumplir la obligación de hacer a su cargo, se tornaba expedita la ejecución propuesta y con el cargo de las costas mandó llevar adelante la misma ordenando a costa de la ejecutada Fedetour S.R.L., a)


La demolición por un tercero elegido por la actora de lo construido sobre el lote Nº 15 de la ejecutada respetando el retiro de 4 metros sobre calle Paraná y el tercer piso construido sobre dicho lote en su totalidad quedando el mismo sólo destinado al uso de tanques de reserva de agua y sala de máquinas a los que sólo se podrá acceder mediante escalera de servicio cerrada a los huéspedes, en el lote Nº 13 cerrar la ventana de la cocina con mampostería, retirar la reja y extractores de aire que invaden el lote Nº 14 del ejecutante, proceder a colocar en todas las ventanas del lote 13 elementos opacos fijos sobre cada una de las ventanas que lindan con el inmueble de este último de manera tal que impida la visual hasta una altura mínima de 1,60 metros medido desde el piso interior terminado, y sobre todas las ventanas del lote Nº 15 que lindan con el ejecutante colocar elemento opaco fijo o muro de mampostería de 1,60 metros medido sobre la losa del patio de ventilación, previéndose que el desagüe pluvial no deberá drenar ni desbordar sobre la propiedad del ejecutante”, marcó la resolución judicial. 


Luego la disposición agregó: “b) Disponer que la actora presente en autos en original al menos dos presupuestos distintos emitidos por empresas constructoras regionales informando el costo final comprensivo de materiales y mano de obra que insuma la ejecución de lo resuelto en el punto anterior y, a los fines de facilitar y verificar la labor de cuantificación económica de las obras a realizar ordenó librar mandamiento de constatación permitiendo el acceso a los fundos de la accionada por parte de los profesionales de la construcción que se indiquen y que se avocarán a elaborar los presupuestos requeridos de todo lo cual el Oficial de Justicia interviniente dejará debida constancia en el despacho a librarse”.


Para los vocales de la Cámara de Apelaciones es “justo y necesario que sea el propio ejecutado quien se haga cargo de las obras necesarias para cumplimentar la condena, teniendo presente la ya expresada finalidad de que no se dilate aún más la ejecución de la condena judicial firme impuesta -la que supera largamente el año de antigüedad- como así también la imperiosa necesidad de que no se diluya sino se respete y cumplimente la precitada manda jurisdiccional, entendemos que cabe hacer lugar al recurso de apelación propuesto por el actor otorgando un plazo de 180 días que se computarán a partir del día en que se radiquen nuevamente los autos en el tribunal de grado para que la ejecutada cumplimente íntegramente la parte pertinente de la condena impuesta”. Asimismo, los jueces indicaron en el fallo que se “deberá aplicar a la demandada Fedetour S.R.L. a partir de entonces las sanciones pecuniarias conminatorias establecidas en los artículos 499º y 34º del CPCC a razón de 20.000 pesos por cada día de retardo, los que se devengarán hasta el cumplimiento total y efectivo de la aquí ejecutoriada sentencia”.


Por eso los vocales Ricardo Moreni, Gregorio Martínez y Justo José de Urquiza, resolvieron: “Hacer lugar al recurso planteado por el actor José María Delembert de f. 68 modificando los puntos 2 y 3 de la sentencia, revocándola en cuanto ordenó la demolición por un tercero electo por la actora y que ésta presente en original al menos dos presupuestos distintos emitidos por empresas constructoras regionales informando el costo final comprensivo de materiales y mano de obra. Establecer que las obras relacionadas en los puntos 2 y 3 del fallo objeto de condena estarán a cargo y serán realizadas por intermedio de la ejecutada Fedetour SRL, en el plazo de 180 días contados a partir de que se radiquen nuevamente los autos en el juzgado de origen y, luego de transcurrido el mismo y previa constatación dispuesta por el juez a quo con citación de partes, de verificarse la no conclusión definitiva de las mismas, el juez a quo impondrá a la demandada Fedetour SRL la suma de 20.000 pesos diarios en concepto de astreintes que se devengarán hasta su cumplimiento total y efectivo”.


En el punto 3 de la resolución, los vocales también le impusieron las costas a la demandada empresa y la intimaron a hacerse cargo de los honorarios de los profesionales litigantes. 


La empresa


Fedetour SRL es la empresa que tiene uno de los hoteles más grandes de Federación. El nombre de fantasía es Apart Guarumba. Hace unos meses atrás, Fedetour intentó eludir el cumplimiento de la sentencia a través del Concejo Deliberante. Para eso, los empresarios presentaron una nota para que “por vía de excepción” se eluda dicho fallo; argumentando, entre otras cosas, que la misma obra fue autorizada por el ex secretario de Obras Públicas, Fernando Marcilli, quien falleció en el 2009. 


Cuando se construyó el hotel, se violó el código urbano. Entre otras cosas, sobre la medianera con Delembert, el hotel colocó tres extractores de aire que contaminaban el ambiente con distintos olores. Además, durante la construcción hubo innumerables inconvenientes en la vivienda lindera. 

Fuente: SM / Análisis Digital
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.