Lunes
17.12.2018
    
Sin Mordaza
09-08-2018 | Otros departamentos | COLÓN

Fiesta patronal con historia

La historia siempre acompaña el progreso de los pueblos y ciudades, registrando en ella aquellos sucesos más relevantes.

Historia que destaca a las personas que supieron hacer de su vida un instrumento de acción y dinamismo, pensando siempre en las generaciones presentes y futuras. Y la nuestra no escapa a esta premisa. En este caso, considerando el año que transitamos, debemos tener presente que el próximo mes de septiembre se conmemorará el sesquicentenario de la trágica muerte del presbítero Lorenzo Cot, primer capellán de la Colonia San José y de Villa Colón. Acreedor del proceso de inmigración que trajo consigo a varias de las familias de las cuales se compone nuestro departamento, y más precisamente nuestra localidad. 


La vida religiosa dio comienzo de la mano de este sacerdote que supo ganarse el corazón de muchos, sobre todo de aquellos colonos que fundaron estos solares, de la mano del general Urquiza y su administración. 


Por otra parte, considerando toda su historia, surgieron en su recorrido algunos enemigos que quisieron poner traba a sus proyectos y acciones. En algunos casos resultaron, pero en su mayoría no fue así, puesto que siempre contó con el apoyo del obispo y varias personas de renombre en la villa.


Si nos remontamos a las primeras fiestas patronales, debemos hacer referencia a una fecha que marcó un hito en nuestra localidad: 9 de agosto de 1876. Con las condiciones necesarias y aprobadas previamente por el obispo, la entonces Capilla de los Santos justo y Pastor había dado inicio en octubre de 1865, y se desprendió eclesiásticamente de la Parroquia de Concepción del Uruguay el 14 de junio de 1876, fecha en la que recibe el título de parroquia. Quien se desempeñaba para entonces como capellán, el presbítero Pablo Esteban Lantelme, se convierte de esta manera en el primer cura párroco de esta iglesia. Tiempo antes había ocupado cargo en distintas comisiones de trabajo con respecto a la obra del templo. 


El nombre de los santos niños mártires, Justo y Pastor, comienza a aparecer en los escritos históricos de nuestra localidad en octubre de 1865, de la mano del presbítero Cot.

Fuente: SM / El Entre Ríos
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.