Lunes
17.12.2018
    
Sin Mordaza
10-08-2018 | Judiciales | CUADERNO DE LAS COIMAS

“Corcho” Rodríguez involucrado en pagos a funcionarios

Otro empresario se suma a la lista de los involucrados en el escándalo de los pagos ilegales a funcionarios que se reveló en los cuadernos.

Se trata de Jorge “Corcho” Rodríguez, quien también está involucrado en el Lava Jato, el caso que investiga el pago de coimas a funcionarios de la empresa brasileña Odebrecht. Rodríguez es señalado en ese expediente como un valijero. Vale recordar que Rodríguez debió prestar declaración indagatoria en el marco de la causa judicial que investiga la contratación dispuesta en 2014 por el gobierno de Entre Ríos con la productora Nelly Entertainment SA por 28 millones de pesos en el marco de la Cumbre de Presidentes del Mercosur, realizada en Paraná.


Esa millonaria contratación fue dispuesta durante la administración del ex gobernador Sergio Urribarri, y está sospechada por varios motivos: fue ultraveloz, se presume que se utilizó más que para difundir la cumbre continental de Presidentes en Paraná, para instalar la candidatura de Urribarri a la presidencia en el marco del Sueño Entrerriano; y que aun cuando se apoyó en una norma que había votado la Legislatura y que le daba al Ejecutivo amplias facultades para contratar, incurrió en varias desprolijidades.


El nombre del empresario aparece en los cuadernos y fue aportado por el ex chofer de Baratta, según fuentes judiciales. Ya hay en marcha una investigación sobre su rol en el pago de dinero ilegal. Rodríguez tenía una admitida relación con el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, e incluso con su hijo Facundo, que alguna vez quiso dedicarse al rock, una de las pasiones del empresario.


La Justicia sigue el rastro de una propiedad que el Rodríguez tendría en la zona de Munro y que cuenta con un gran subsuelo que está preparado como si fuera un boliche y donde además el empresario suele guardar sus autos y motos de alta gama.


Ese sería el lugar donde Baratta iba a buscar los pagos ilegales que realizaba el “Corcho”.


La información, que ya está en el expediente que investiga los bolsos de las coimas, revela que Rodríguez entregaba los fondos en persona a Baratta y que en otras ocasiones se hacían encuentros en la calle en pleno centro. A esos intercambios iba un auto con un chofer del empresario para hacer la transacción con Centeno y Baratta.


La Justicia ahora deberá investigar de donde provenían esos fondos ilegales. ¿Acaso eran parte de los pagos que hacía la constructora brasileña Odebrecht a los funcionarios de Planificación? Rodríguez es investigado en el Lava Jato y reconoció que trabajó para la constructora “como asesor”, que conocía al ex ministro de Planificación Julio De Vido, pero siempre negó que fuera un lobbista de la compañía. Según el empresario sus servicios para Odebrecht estaban vinculados a “crisis, comunicación, mercado, política, búsqueda de negocios y desarrollo de vínculos”. La Justicia no cree lo mismo.


El gigante brasileño admitió haber pagado coimas por 35 millones de dólares en Argentina para obtener contratos de obras públicas durante el gobierno kirchnerista. En una de las causas de Odebrecht, la que investiga la construcción de dos plantas potabilizadoras por parte de la empresa, se detectaron transferencias a los contadores de Rodríguez en Uruguay por más de 11 millones de dólares. Hay dos expedientes más que investigan el caso Odebrecht.


Rodríguez logró cierta fama en los años ‘90 cuando se puso de novio con la conductora televisiva Susana Giménez. Fue socio del ex dirigente Montonero Rodolfo Galimberti y a través de la empresa Hard Comunication puso en aprietos a la conductora televisiva. Fue investigado por malversación de fondos, y luego absuelto, por quedarse con dinero de las llamadas telefónicas que se hacían al programa de Giménez. Los fondos debían ir a la fundación del padre Julio Grassi.


El empresario también tiene cuentas pendientes con la Justicia entrerriana. En julio del año pasado prestó declaración indagatoria en el marco de la causa judicial que investiga la contratación dispuesta en 2014 por el gobierno de Entre Ríos con la productora Nelly Entertainment SA por 28 millones de pesos en el marco de la Cumbre de Presidentes del Mercosur, realizada en Paraná. 


Esa millonaria contratación fue dispuesta durante la administración del ex gobernador Sergio Urribarri, y está sospechada por varios motivos: fue ultraveloz, se presume que se utilizó más que para difundir la cumbre continental de Presidentes en Paraná, para instalar la candidatura de Urribarri a la presidencia en el marco del Sueño Entrerriano; y que aun cuando se apoyó en una norma que había votado la Legislatura y que le daba al Ejecutivo amplias facultades para contratar, incurrió en varias desprolijidades.

Fuente: SM / Análisis Digital
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.