Martes
20.11.2018
    
Sin Mordaza
03-11-2018 | Empresarias | FERROCARRIL SARMIENTO

Sànchez pide un careo con el jefe de Odebrecht

El ex CEO de Iecsa, Javier Héctor Sánchez Caballero, pidió un careo con un ejecutivo de la constructora brasileña Odebrecht en la causa en la que se investiga el presunto pago de coimas por la obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento. 

El ex ejecutivo argentino fue indagado en el expediente que llevan adelante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Franco Picardi, ocasión en la que presentó un escrito y se negó a contestar las preguntas de los investigadores. Pero, solicitó carearse con Luiz Mameri, ex vicepresidente de Odebrecht para América Latina, quien lo señaló en la Justicia de Brasil como el encargado de la relación con los funcionarios de Cristina Kirchner y como el ejecutor del pago de los sobornos.


Las socias de Odebrecht están en constante tensión con la constructora brasileña en esta causa. Las primeras (Iecsa, la italiana Ghella y la española Comsa) niegan haber pagado coimas por el soterramiento de la línea del ferrocarril Sarmiento, pero Odebrecht admitió ante la Justicia de Brasil que el consorcio empresario sobornó a ex funcionarios kirchneristas por al menos 2,9 millones de dólares.


El ejecutivo Mameri señaló además que Sánchez Caballero es quien sabría a quiénes sobornaron en el país y que la brasileña solo autorizaba los pagos. Este testimonio, brindado por Mameri en carácter de arrepentido en Brasil, es una de las principales pruebas contra el ex CEO de Iecsa, consignó el sitio digital Perfil.


Por eso, el argentino, además de negar los cargos, pidió un careo con el brasileño. El careo es una posibilidad en estas situaciones, pero en la causa no está claro si es practicable. Los ejecutivos de Odebrecht están amparados por un acuerdo judicial en Brasil. Los investigadores argentinos aún no terminan de cerrar las pautas de colaboración con sus pares brasileños para que los hombres de Odebrecht aporten pruebas a la causa argentina. 


Además, consideran que el careo tampoco sería determinante para el expediente, ya que lo que más probable es que ambos ejecutivos se mantengan en sus dichos. Para Sánchez Caballero el careo es una carta, una estrategia de defensa que busca poner el acento en su seguridad para aseverar su inocencia en el pago de coimas millonarias, consignó Perfil.


Antecedente


Sánchez Caballero admitió haber ejecutado el pago de sobornos a Roberto Baratta, ex funcionario de Néstor y Cristina Kirchner, en la causa de los cuadernos de la corrupción.


Horas después, el ex dueño de Iecsa, el empresario Angelo Calcaterra (primo del presidente Mauricio Macri) se presentó ante la Justicia y dijo que Sánchez Caballero había actuado por orden suya.


Ambos ya fueron indagados en la causa del soterramiento del Sarmiento, pero en este expediente negaron el pago de sobornos a esos mismos funcionarios.


El juez Claudio Bonadio determinó que las admisiones de Calcaterra y Sánchez Caballero por el caso de los cuadernos no pueden ser utilizadas como prueba en otras causas.


Sánchez Caballero había estado tres días detenido y fue liberado por el juez Bonadio, tras admitir haber cometido el delito de cohecho activo. Sin embargo, el juez le dictó una falta de mérito, decisión que implica que el magistrado considera que no tiene pruebas suficientes en contra del ex CEO de Iecsa y que debe seguir investigándolo, publicó Perfil.


La medida fue apelada por los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y será revisada por la Cámara Federal porteña antes de fin de año, confirmaron fuentes del tribunal. 



Fuente: SM / Anàlisis Digital
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.