Miércoles
21.11.2018
    
Sin Mordaza
08-11-2018 | Otros departamentos | COLÓN

Rescatan del olvido al abogado personal de Urquiza

Este viernes se realizará el traslado de los restos de Estevan Moreno, quien fuera abogado personal de Justo José de Urquiza, al cementerio colonense, luego de la presentación de un alumno de la Escuela Normal en la Banca Ciudadana, en 2016. 

“Una ciudad que no cuida sus raíces y su patrimonio no crece fuerte”, dice Gloria Campodónico, la docente que guió la investigación, quien comenta que –hasta el momento- los autores del proyecto ni la propia institución fueron invitados a la ceremonia. 


A fines de 2016 hizo uso de la Banca Ciudadana –la segunda desde su creación- Fernando Toledo, alumno de 6º año de la Escuela Normal ROU de Colón. En la oportunidad, presentó un proyecto elaborado en base a la investigación realizada en la asignatura Historia junto a su compañero Marco Pérez Esquivel y la docente Gloria Campodónico como asesora.


El trabajo –denominado “Otra mirada a la identidad”, tenía como protagonista al Dr. Estevan María José del Corazón Jesús Moreno y Escalante, su vida, su trayectoria y la casa que era de su pertenencia, probablemente la primera de la ciudad de Colón.


El proyecto fue aprobado por el HCD y esta semana se conoció la noticia de que los restos de Estevan Moreno serían trasladados desde La Histórica al cementerio local. Diario El Entre Ríos entrevistó a la Prof. Gloria Campodónico.


“En 2016 le propuse a los alumnos ir al Senado Juvenil y pensamos en investigar algo, entonces les comenté sobre la quinta de Moreno, un patrimonio histórico que considero que está desperdiciado. La hipótesis que trabajamos en la investigación es que es la primera casa de Colón, porque no respeta el plano urbano que luego marcaría Sourigues, y además por el método de construcción, similar a La Candelaria y el Palacio Urquiza”, relata sobre los comienzos del trabajo.


“La primera entrevista la tuvimos con el Historiador Carlos Conte Grand, quien nos comentó sobre el proceso de declarar un lugar Edificio Histórico y sus implicancias; también hablamos con los Arq. Raúl Acuña y Norberto Iribarren sobre el tema arquitectónico y patrimonial. Luego nos empezamos a interesar por la figura de Moreno y fuimos a hablar con Alberto Pierotti, quien nos facilitó documentación. Él investigó sobre la correspondencia entre Corvalán –quien le manejaba los asuntos a Urquiza- y Alejo Peyret, quien estaba acá vendiendo los lotes. Ahí descubrimos que en 1863, cuando se fundó Colón, la casa ya estaba, porque había una correspondencia del ‘64 en la cual Peyret le cuestiona a Corvalán por qué Estevan Moreno iba a pedirle los lotes, que Urquiza le explique; a lo que Corvalán le pega un reto diciéndole: ‘El general dice que son asuntos personales de él’ y agrega que Estevan Moreno tenía que elegir cuatro solares linderos a su propiedad, lo cual indica que su casa ya estaba”, señala.


Sobre Moreno y Escalante, la docente de Historia comenta que “nació en Buenos Aires, donde se recibió de abogado y se casó. Se conoció con el Gral. Urquiza, quien lo contrató como abogado personal. Como parte de un dinero que le debía -636 pesos de acuerdo a la cuenta que figura en los archivos- Urquiza le paga con estos cuatro solares. Pese a la oposición religiosa que tenían, porque Estevan era ultracatólico –al punto de que el primer oratorio se hizo en su casa y que esa habitación aún hoy está con el cielorraso caído pero con su pintura original- como había una gran escasez de profesionales, ellos arman un vínculo de mucho respeto. Cuando Urquiza muere trágicamente, él sigue trabajando para su viuda y concreta la donación de los cincuenta sitios destinados al trazarse la ciudad, entre ellos el matadero, el cementerio, la plaza y la escuela”.


“En 2018, coincidentemente con los 150 años del asesinato del Padre Cot, se cumplen 125 del fallecimiento de Moreno. Luego del crimen de Cot, él se fue de Colón, porque sabía que quien seguía era él, ya que la lucha era entre los católicos y la línea masónica. Se traslada a Concepción del Uruguay, desde donde continúa administrando los bienes de Dolores Costa, viuda de Urquiza, concretando la donación de los 50 sitios programados por el general en su plan urbano. Fallece en abril de 1893, a los 58 años de edad, y si bien pagó un panteón a perpetuidad, cuando se hace una reestructuración del cementerio pasó a un nicho donde se le colocó un número y en breve iba a pasar a un osario común”, agrega.


“Debemos leer nuestra historia para afirmar nuestra identidad como colonenses. Hubo personalidades de la historia –como Estevan Moreno, a quien le debemos mucho en los primeros 30 años de Colón- que han quedado en el olvido por cuestiones políticas”, asegura Campodónico.


Estevan Moreno y Escalante “fue el segundo abogado del que se tuvo registro en Colón, luego de Díaz Vélez. Por eso el Colegio de Abogados adhiere a este reconocimiento”. Aporta como datos que “de su patrimonio compró los primeros cálices de la Iglesia y los primeros libros de acta. Fue un abogado ejemplar, se desempeñó en la Junta de Gobierno de la ciudad durante dos períodos y fue diputado”.


“Si Moreno hubiese sido un político como los que tenemos ahora, hubiese sido un terrateniente en Colón y no un tipo que pasó al olvido y que ahora está por llegar a un osario común. Más allá de ser católico o no, radical o peronista, me parece importante reconocer quiénes trabajan por la ciudad y quiénes no”, sostiene Campodónico.


La ordenanza propuesta por la Banca Ciudadana se aprobó en 2016 y pasó al Ejecutivo pidiendo un reconocimiento a Moreno, el traslado de sus restos y que tenga en el cementerio un lugar acorde a lo que significó para la ciudad de Colón. “Fernando Toledo también decía que estaría bueno que pongan su nombre a una calle. En estos dos años el Ejecutivo no hizo nada, hasta que el Prof. Alejando González Pavón, en el marco del sesquicentenario de la muerte de Cot, insistió para que se realice”, dice la docente a cargo del proyecto.


“Desde la municipalidad, por una cuestión de protocolo, deberían haber invitado a Fernando, a mí, a la escuela, que somos los autores del proyecto. Protocolarmente creo que están teniendo el mismo problema político que tuvo el reconocimiento de Moreno”, agrega.


Finalmente, Gloria Campodónico comenta que al actual dueño de la propiedad que supo ser de Estevan Moreno le gustaría que se haga algo donde fue el oratorio, actualmente el garaje de la vivienda. “Si tuviese ayuda municipal, liberaría una habitación para hacer el recorrido histórico ¿Cuál es el reconocimiento que tienen Moreno y la casa en este momento? Un cartel despintado por el sol, sobre calle Alberdi. Una pena, porque es parte de nuestra identidad. Una ciudad que no cuida sus raíces y su patrimonio no crece fuerte”.


“Estoy segura que esa fue la primera casa de Colón. No hubo una política municipal de turismo histórico tendiente a proteger esos lugares ¿Cuánto hace que Colón es turístico?”, pregunta la docente, quien sostiene que hasta hace aproximadamente 20 años el lugar permanecía casi intacto.

Fuente: SM / El Entre Ríos
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.