Domingo
16.12.2018
    
Sin Mordaza
05-12-2018 | Policiales | MISIONES

Fingió su muerte y empezó una nueva vida en Brasil

Ariel Leites Do Santos, un misionero de 47 años, fue acusado de estafa pero su delito quedará impune: la causa prescribió y no llegó a juicio.

El 2 de enero de 2011 el misionero Ariel Leites Do Santos entró al Río Uruguay para refrescarse y desapareció. Cuatro años después, cuando todos lo daban por muerto, una foto en la red social Facebook reveló que no solo no se había ahogado sino que había empezado una nueva vida en Brasil. La compañía de seguros lo denunció por estafa pero ya no tendrá ninguna sanción penal. La causa prescribió y tanto él como su actual esposa y un socio fueron sobreseídos.


El caso fue un escándalo que atravesó la localidad de Oberá. Do Santos había fingido su muerte para que su familia y un exsocio suyo pudieran cobrar el seguro de vida que había contratado y, mientras tanto, se había convertido en el dueño de una empresa informática en la ciudad de Curitiba.


Era el "crimen" perfecto, pero cometió el error de presumir que ya se habían olvidado de él y cuatro años después de su desaparición abrió un perfil en Facebook. La compañía aseguradora disparó entonces la investigación y los tres involucrados fueron imputados y obligados a pagar una caución para lograr la exhimición de prisión. Cada 15 días, desde entonces, tuvieron que presentarse en sede judicial. Sin embargo, la causa no avanzó.


“Si bien hubo elementos que avalaron la imputación inicial, terminó pesando más la versión de Leites Do Santos, que argumentó que se tuvo que escapar porque temía por su vida”, argumentó una fuente del caso al diario El Territorio. De acuerdo al testimonio del acusado, se fue por “motivos de seguridad”. No solamente suya sino también de sus familiares. Aunque nunca aclaró a qué le tenía miedo, trascendió en su momento que se refería a supuestos acreedores.


La investigación no pudo superar la instancia probatoria y finalmente el caso nunca fue elevado a juicio. A mediados de noviembre, la jueza Alba Kunzmann de Gauchat, titular del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá, resolvió sobreseer a todos los implicados por prescripción de la acción. 

Fuente: SM / TN
Imprimir



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA Entre Ríos © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com/entrerios
Todos los derechos reservados.